A menudo creemos que para ayudar de manera significativa a otras personas son necesarias grandes acciones que no están a nuestro alcance. Sin embargo, la recogida de muebles usados en Granada pone de manifiesto todo lo contrario, pues es un claro ejemplo de cómo con el simple hecho de tomar una decisión acertada podemos ayudar a aquellos que más lo necesitan.

Suele ser duro observar que la desigualdad es uno de los problemas capitales en nuestra sociedad; son numerosas las personas que, debido a diversas causas, no pueden gozar de aquellos recursos que toda persona debería tener. También son numerosos los casos en que los problemas abruman, y las herramientas que tenemos para afrontarlos son limitadas. Y es en ambos casos cuando los individuos nos sentimos vulnerables, perdidos, desamparados y, en algunos momentos, incluso tentados a perder la esperanza. Pero hay algo que nos permite mantener la esperanza, y ese algo no es otra cosa que aquellos que se dedican a ayudar de manera desinteresada, aquellos que tienen como objetivo ayudar a los que más lo necesitan.

Las formas de prestar esta ayuda pueden ser muy diversas; desde ese pequeña ayuda económica que le damos a aquel que la necesita hasta la participación activa en alguna entidad que centra su actividad en la solidaridad, pasando por la recogida de muebles usados en Granada. Todas las vidas presentan sus dificultades, de manera que debemos buscar la forma en que nos es posible ayudar; quizá no podamos erradicar el hambre en África, pero no debemos ir tan lejos para encontrar gente que nos necesite y a la cual nos sea posible ayudar.

Y es así como en Remar pretendemos ayudarte a ti y a todos aquellos que lo necesitan. A ti, brindándote la ocasión para ser solidario de una manera al alcance de todos; a los que lo necesitan, brindándoles recursos que hagan más agradable su vida.