La recogida de muebles usados en Granada siempre es una buena idea para no tirarlos y poder dar un nuevo uso a personas que o bien los pueden restaurar o bien no tienen las condiciones económicas necesarias para poder comprar un mueble nuevo.

Pero antes de tener que recurrir a la recogida de muebles usados en Granada, y si te vas a mudar, es importante que sepas cómo tienes que embalar los muebles para que no sufran daños durante su traslado.

- Lo primero es vaciarlos. Puede parecer una obviedad, pero es importante que primero quites todos los objetos de su interior para que sean un poco más ligeros, pero también para que sean más seguros y que no sufran daños interiores por los golpes de los objetos.

- Haz limpieza. Es recomendable que limpies bien los muebles una vez vacíos antes de proceder a embalarlos. De este modo, eliminarás el polvo, el moho, la suciedad o las bacterias que se hayan acumulado con el tiempo.

- Desmonta los muebles. Quita todas las piezas que se puedan desmontar para facilitar su traslado y, de paso, reducir los riesgos de que sufran daños. Para realizar esta tarea, es importante que tengas en cuenta el manual de cada uno de los muebles, no lo hagas de cualquier manera porque después puede ser complicado volver a unir las piezas.

Una vez lo tengas todo preparado, lo mejor es utilizar cinta de embalar para que los cajones queden fijos en su sitio y no se deslicen. También es recomendable que los cubras con mantas para evitar arañazos.

Ahora ya tienes una mejor idea de cómo trasladar muebles en una mudanza. Sin embargo, si mientras preparas la mudanza te decides por no llevarte alguno, no dudes en contactar con Remar, nos llevaremos todo de la manera más cómoda para ti.